Haz tu pedido @barnalovers.com WhatsApp: +34657284213 / ENVÍOS PENÍNSULA 3,99€ (GRATIS A PARTIR DE 70€)

Meditación para locos principiantes

¿Por qué es bueno meditar?

La meditación aparece en nuestros días como una herramienta de compensación del estrés tremendamente poderosa que ya nadie cuestiona.

Al parecer, a través de la meditación limpiamos nuestros pensamientos, apagamos el barullo que por momento nos aturde y no nos deja pensar con claridad, sería algo así como “resetear” nuestro cerebro.

Al “apagar” estos pensamientos ruidosos inducimos la disminución de los síntomas que el estrés dispara en nuestro cuerpo y en nuestra psiquis. Paralelamente, nuestro cuerpo, además de relajarse, se limpia, pues disminuyen las sustancias tóxicas que hay en la sangre.

Esta fabulosa práctica no tiene efectos adversos, es gratis y se puede realizar en cualquier lugar y momento de día!

Adquirir el hábito de meditar

Es curioso, pero no nacemos sabiendo cómo meditar y tampoco nos lo enseñan en la escuela y en los hogares, menos que menos (en el mío, más bien, hacíamos un postgrado de cómo estresarnos más 😊 ).

Meditar ha sido para mí un propósito crónico de cada comienzo de año desde que me enteré que existe. En cada intento ordenaba mi habitación, abría las ventanas para ventilar, encendía velitas aromáticas, ponía música pero era nomás sentarme en el tierno almohadón verde lima para que uno de mis pies empezara a moverse de manera independiente, o me doliera la cintura, o me acordara de que pronto era el cumple de alguien, que también podía salir a caminar, etc., etc., etc.

Soy de la clase de seres humanos a los que esta cuestión no se nos hace fácil, pero no es aceptable renunciar a lograrlo.

Como se que no debo (¡eso espero!) ser la única a la que le pasa esto, me gustaría compartir un método muy sencillo que conocí hace poco y que me resulta casi mágico. Lo hago por las mañanas cuando mi estado de sonambulismo me permite recordarlo y durante el día, cuando siento que mi ansiedad se apodera mi voluntad (entonces, si no estoy en un lugar privado me aíslo en algún lavabo y cubro mis ojos con la palma de la mano para lograr oscuridad).

Estos son los pasos para meditar a nuestro modo:

  • Tómate cinco minutos (modo avión)
  • Ponte cómodo
  • Cierra los ojos. Relaja tu cuerpo y respira lentamente
  • Piensa en cuatro personas, las primeras que lleguen a tu mente (también podrían ser tres, dos, veinte)
  • Una por una, piensa en algo que quisieras agradecerle a esa persona, recuerda su mirada y agradécele solemnemente en silencio aquello que pensaste.
  • Recuérdate a ti mismo cuando eras pequeño. Trae esa imagen a la mente y  piensa en algo que quisieras decirle a ese niño, algo para que guarde en su corazón por siempre. Y envíale tu gratitud en silencio.
  • Abre los ojos. Respira profundo.
  • Ahora ya sabes has recordado qué es lo esencial.

Espero lo prueben. Ya me dirán…

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados