Haz tu pedido @barnalovers.com WhatsApp: +34657284213 / ENVÍOS PENÍNSULA 3,99€ (GRATIS A PARTIR DE 70€)

La copa menstrual y los goteos, tamaños, olores: esta ha sido mi experiencia.

Por Tayhana Imaz

Por qué adopté la copa menstrual reemplazando las compresas descartables. Sin lugar a dudas es una opción más ecológica pues evita la generación interminable de residuos. En mi opinión es más económica, cómoda e higiénica que las compresas tradicionales. Aquí va, resumidamente, mi experiencia personal. 

He estado usando "la copa" desde enero de 2018. Ese mes llegué a Nueva Zelanda y, después de un par de años viajando, finalmente pude recibirla en mi correo porque en ese momento no había ningún lugar donde pudiera ir personalmente y compralo.

Ha sido un viaje. Pedí dos tamaños y terminé usando la grande ya que con la pequeña experimenté algunas fugas.

Siempre hay algunas fugas, y tienes que tocarte a ti misma y tocar tu sangre también un poco, pero está bien.

Desde enero de 2018, el cubo de mi baño ya no huele una vez al mes y no tengo que ver que la sangre se seque en una compresa.

¡Las compresas siempre fueron mi gran pesadilla y ahora se acabó! TODO!

Comencé este viaje por el impacto ambiental de las toallas sanitarias y los tampones, no porque fuera "cómodo", pero créanlo: ¡lo es!

Si aún no lo has probado, hazlo, nunca volverás a las compresas. Es un viaje sin boleto de regreso. Al menos para mí.

¿Quién está del lado de la copa?  🤟🏻🤓 DEJA TUS COMENTARIOS A CONTINUACIÓN Y COMPARTE CON NOSOTROS TU EXPERIENCIA :)

 

I have been using “the cup” since January 2018. That month I arrive to New Zealand and, after a couple of years traveling, I was finally able to get it on my mail cause at that moment there weren’t any places where you could go personally and buy it.


It has been a journey. I asked for two sizes and I end up using the big one cause with the small I experienced leaks.
There is always some leaks, and you have to touch yourself, and touch your blood as well a little bit, but that’s fine.


Since January 2018 my bathroom bin is not smelling anymore once a month and I don’t have to see the blood dry in a pad.


Pads were always my big nightmare and now that’s all gone! ALL GONE!


I started this journey for the environmental impacts from pads and tampons, not because it was “comfy” but believe it: it is!


If you haven’t tried it, please do, you will never come back. It’s a journey with no return ticket. At least for me.


Who is on the cup side? 🤟🏻🤓 LEAVE YOUR COMMENTS BELOW AND SHARE WITH US YOUR OWN EXPERIENCE  :)

 

 

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados